Lo hemos escuchado en muchas ocasiones, pero, ¿Realmente sabemos lo que es un proyecto llave en mano? En este post veremos qué es con algunos ejemplos.

Un proyecto llave en mano, también conocido como contrato llave en mano, en construcción se refiere a aquel contrato que se acuerda con el contratista en el cual este se compromete a hacerse responsable de todos o la gran mayoría de trámites precisos que implica la construcción de una obra. Dicho contrato llave en mano se realizará a un precio integral y en un plazo de tiempo previamente acordado.

En otras palabras, es un tipo de contrato en el que tu como cliente, contratarías los servicios de una empresa que se encargaría de todo el proceso de construcción y puesta en marcha (trámites incluidos), de la construcción de tu vivienda, a un precio global y plazo de tiempo que habrás concretado antes con ellos.

El objetivo fundamental en este tipo de proyectos es que el contratista se encargue de todo de principio a fin, con el propósito de que tu como cliente no te tengas que preocupar prácticamente de nada. La empresa constructora se encargará de detallar el diseño del espacio teniendo en cuenta tus exigencias y ejecutar todo el proyecto de obra. Se encargará también de conseguir todos los papeles y documentos que se necesiten para llevar a cabo el proyecto. Será también la constructora quien se encargue de todo el tema de solicitar las licencias municipales. Y por supuesto será quien realice toda la solicitud de suministros, contratación de industriales, construcción y montaje de la vivienda.

Ventajas de un proyecto llave en mano.

Éstas son las principales ventajas que posee un proyecto llave en mano:

  • Tiene un precio cerrado: Es una de las principales características de los proyectos llave en mano. Desde el primer momento, incluso antes de que se empiece a ejecutar el proyecto, tendrás ya un precio único y cerrado. ¿Qué es lo que evita este tipo de proyecto? Que luego se den gastos extra dentro del plazo en el que se vaya realizando la construcción de la vivienda.
  • Plazos pactados desde el inicio: Otra de sus particularidades más destacadas. Antes de empezar el proyecto, el contratista te planteará una serie de fases y acciones que se irán llevando a cabo y que marcaréis en un calendario. Esto te permitirá conocer exactamente todas las fases y los tiempos de ejecución y entrega de cada una. Sabrás en todo momento en qué punto se encuentra el proyecto y además esto implica responsabilidad máxima por parte de la empresa constructora, que deberá cumplir a rajatabla con los tiempos.
  • Control a través de una sola persona: En el método tradicional de contratación en un proyecto de vivienda, hay muchas empresas, contratistas e industriales implicados, lo cual aumenta la posibilidad de que surja alguna confusión o error en algún punto de la construcción del proyecto. En los proyectos llave en mano, tratas con una sola empresa o un especialista. Esto garantiza un mayor control en las obras y sobre todo evita que tengas que dedicar tiempo, esfuerzo y dinero en coordinar a los distintos proveedores de suministros y trabajadores.
  • Menos riesgos financieros: La constructora encargada del proyecto llave en mano suele deducirse mayor margen en el presupuesto final para así hacerse responsable de todos los extravíos que puedan ir apareciendo. Es un tipo de proyecto muy recurrente sobre todo cuando el promotor de la obra no se hace responsable ni asume ningún tipo de desviación en el precio. Como por ejemplo cuando hay una dotación presupuestaria cerrada para el proyecto de obra o un contrato de arrendamiento de la vivienda objeto de la obra .
  • Calidad garantizada: La calidad estará garantizada en todo momento, reduciendo los conflictos y problemas que puedan surgir durante y después de la obra.

¿Qué tiene que incluir mi contrato llave en mano?

Son tres puntos básicos los que debe incluir un contrato llave en mano y que pasamos a detallar a continuación:

  • Diseño de la vivienda: Normalmente en un contrato llave en mano el contratista estará obligado a confeccionar  un diseño detallado de la vivienda o de la planta que se vaya a construir. Aunque existen algunos aspectos dentro del diseño que ya estén especificados en el contrato o que se incluyan en otro contrato aparte, anterior al contrato llave en mano.
  • Elementos tecnológicos: El diseño de la vivienda o la planta se entiende que engloba todos los elementos tecnológicos y patentes para poder ejecutar el trabajo.
  • Suministros, construcción y ejecución: Otro de los puntos fundamentales que deberá incluir el contrato llave en mano y que son parte fundamental de las obligaciones de la empresa constructora y será poseedora de la construcción de la vivienda completa lista para ser manipulada. También es normal que sea el cliente quien le exija a la constructora con que sub-contratistas trabajar, garantizando de este modo la calidad de algunos componentes de la obra o incluso llegando a negociar el precio.

¿Cuáles son tus obligaciones y las de la empresa que contrates?

Antes de decantarse por este tipo de servicio hay una serie de aspectos y responsabilidades que deben aparecer de forma expresa y bien detallada en el contrato, los cuales tiene que asumir tanto la constructora como el cliente. Pasamos a detallar cada una de las partes:

Obligaciones del cliente

  • Abonar el precio acordado al contado
  • Permitir el acceso de la constructora o la persona responsable a la obra
  • Ayudar en la medida de lo posible a la empresa contratista en la obtención de los permisos y licencias.

Obligaciones de la empresa contratista

  • Obtención previa de todos los permisos y licencias necesarias para la ejecución del proyecto.
  • Realización del diseño de la planta o la vivienda.
  • Ejecución del diseño de principio a fin haciéndose totalmente responsable de todos los defectos que puedan surgir en consecuencia con el contrato.
  • Proveer al cliente los manuales operativos y de mantenimiento de obra e informarle del estado del proyecto.

¿Cuáles son las cláusulas que debe tener un contrato llave en mano?

Todos los contratos llave en mano tienen entre sus características el intentar regular al máximo posible todas las cuestiones que puedan aparecer entre las dos partes. A continuación veremos las principales cláusulas  que pueden afectar a temas como el diseño del proyecto, la localización de la construcción de la vivienda, los plazos de ejecución, el precio, el método de pago, la ley que rige el contrato o las garantías de cumplimiento.

  • Confección del diseño de la vivienda.
  • Garantías de cumplimiento del rendimiento requeridas.
  • Ubicación de la obra y acceso.
  • Disponibilidad de servicios públicos.
  • Fechas sucesivas de terminación y finalización.
  • Programa detallado de la construcción.
  • Precio final y método de pago que será una cantidad fija con precios unitarios , pagos parciales y reembolso de gastos.
  • Derechos y obligaciones contractuales en función de la ley.
  • Interpretación del contrato del lugar donde se va a desarrollar la construcción de la vivienda.

Ejemplos de proyectos de llave en mano:

El mejor ejemplo de este tipo de proyectos son aquellos para viviendas unifamiliares que están aisladas de otras viviendas y es el cliente quien puede decidir entre varios modelos que la empresa constructora tiene preparados. Son modelos con imágenes publicitarias en 3D que encajan de forma muy sencilla en el solar que posea el cliente.

Otro de los ejemplos más característicos para este tipo de proyectos son aquellos relacionados con tecnologías constructivas específicas enfocadas a edificios industriales y a veces a viviendas, los cuales incluyen ya ciertos elementos que han sido pre-fabricados como es el caso del hormigón armado, que ayuda a reducir costes y plazos de entrega.