Todos hemos soñado siempre con hacernos una casa a nuestro gusto, pero ¿es realmente viable? ¿Cuánto cuesta construirse una casa?

No es una pregunta fácil de responder, pero desde ESTRATOS HOMES vamos a darte algunos ejemplos para saber qué desembolso económico tendrás que realizar para construir tu vivienda

El precio varía mucho en función del proyecto que elijamos para nuestra casa, el terreno (si es llano o inclinado, si debemos excavar en tierra fácil o por lo contrario es piedra y tendremos que emplear horas de martillo), si la parcela está urbanizada y dispone de los servicios de alcantarillado, suministro de agua, electricidad y gas, de los metros cuadrados construidos que necesitamos, del número de plantas, si queremos un garaje bajo tierra o sótano, (lo cual que nos marcará la excavación y retirada de tierras. Otro punto a tener en cuenta será el tipo de edificación y la calidad de materiales empleados para su construcción. Pese a todas las variables, vamos a orientarte en un precio estándar para una primera idea, aunque nuestro consejo es que, si aún no tienes el terreno, te dejes asesorar por profesionales, para darle forma a tu idea y entre todos poder hacer realidad vuestro hogar.

Para poder sacar el número o precio final, que nos va a costar tener nuestro nuevo hogar, necesitaremos seguir los siguientes pasos:

Terreno o parcela.

Si ya disponemos del terreno o parcela, este apartado lo tendremos resuelto. De no ser así, lo primero es localizar donde vamos a ejecutar la obra, este apartado marcará y mucho el importe final del proyecto, tal y como hemos explicado anteriormente.

Un terreno que nos puede parecer barato pueda acabar incrementando nuestro presupuesto hasta un 25% del precio final.

Debemos tener en cuenta la facilidad de construcción que presenta dicho terreno, que disponga de todos los servicios y que la urbanización ya esté realizada, si no será un coste que tendremos que asumir el día que esta se realice.

Por eso es importante estar bien asesorado e informado en este apartado.

Proyecto ejecutivo.

Una vez ya tengamos el terreno o parcela, el siguiente paso será contratar a un arquitecto, cuya función será vital para la ejecución de la obra y también marcará sustancialmente el precio que pagaremos por nuestra vivienda.

El arquitecto, partiendo de la base que tenemos (el terreno), vuestras necesidades y gustos, la normativa de construcción vigente, en el lugar a realizar la obra, realizará un proyecto de vuestra nueva vivienda. Es decir, dará forma a la que será la casa que mejor se adapta a vosotros o que deseáis tener.

¿Por que decimos que este apartado es una pieza fundamental del precio a pagar? Fácil, el arquitecto, indicará el tipo de construcción a realizar, el tipo de estructura a levantar, dependiendo de la forma, número de plantas y forma arquitectónica elegida, los materiales prescritos para su realización, el modo y forma de ejecución e instalación de estos.

Nos realizará un estudio topográfico, un estudio geotécnico, levantará planos, y a través de sus ingenieros nos realizarán los proyectos de suministros. Toda esta documentación se visará y se entrará en el ayuntamiento de la población donde se va a realizar la obra, para su aprobación y así poder disponer de la licencia de obras, para poder realizar las mismas.

Con la documentación aportada por nuestro arquitecto, será el momento de buscar el aparejador o arquitecto técnico, cuya función entre otras cosas, será sacar una descripción y medición detallada, de todos los trabajos y materiales que se van a utilizar, para realizar la vivienda, será el encargado de supervisar que los trabajos se estén realizando tal y como prescribió el arquitecto, llevar un control de calidad de la obra y control de toda la documentación necesaria para realizar los trabajos prescritos.

Presupuesto de ejecución.

Es hora de saber cuanto nos va a costar la parte constructiva de la obra, para poder saber este apartado, lo primero que haremos, será “dar a contar” la obra: buscar una constructora que nos presupueste la ejecución material de la obra.

Para poder presupuestarla, la constructora se basará en la medición que realizó el aparejador y los planos que nos facilitó el arquitecto. El presupuesto de ejecución material incluye todos los costes de ejecutar cada una de las partidas de gasto que figuran en las mediciones del proyecto.

Aquí hay un apartado bastante significativo, de cara al precio final que nos gustaría remarcar y aclarar: cuando la dirección facultativa de la obra realiza el proyecto ejecutivo y la medición de la obra, elabora un presupuesto de la ejecución. Este presupuesto distará bastante del presupuesto que después nos pasará la constructora. Y diréis ¿por qué? La explicación es la siguiente: los técnicos prescriben materiales de marcas y modelos específicos, pero a la hora de sentarnos con la constructora, esta trabajara con otras marcas y materiales que pueden disminuir el coste, y siempre que se realice cualquier cambio evidentemente bajo la aprobación de la DF.

Por eso cuando estemos presupuestando la obra, realizaremos reuniones con la constructora, para poder afinar al máximo el presupuesto.

Una manera de poder abaratar el presupuesto y hacer mas fluida esta fase, será buscar una constructora, que nos aporte todos los industriales necesarios, para la ejecución de la obra, de esta manera formaremos un paquete, más fácil de negociar.

Impuestos y tasas:

Este apartado, también es de vital importancia, a la hora de poder confeccionar el presupuesto definitivo. El importe a desembolsar en permisos administrativos, en licencias, permisos de obra, seguros, gastos notariales, contratación de suministros y avales de garantía (que, si bien pasado un tiempo desde el final de obra y si todo está correcto, la administración nos lo abonará) de inicio el desembolso nos tocará realizarlo a nosotros.

Todo este montante, se llevará una parte importante de nuestro presupuesto.

Por todo esto, es importante remarcar esta partida, puesto que, al no ser tangible, es una gran sorpresa para los clientes y a veces supone un freno, si no la tenemos controlada.

Control de obra.

Este es otro de esos puntos, que podemos marcar como importantes, una vez que tenemos el terreno, hemos buscado el arquitecto, que nos ha hecho el proyecto a medida, hemos conseguido la constructora perfecta para desarrollar el proyecto, pagamos todos los impuestos y tasas… podemos empezar la obra? Pues no, necesitamos un plan de seguridad y salud, así como un coordinador y responsable. Esta figura también se llevará un pellizquito de nuestro presupuesto y os preguntareis, ¿qué hace y para qué? Fácil: es la persona encargada de redactar un proyecto donde nos dirá todas las medidas de seguridad a seguir y adoptar durante el transcurso de toda la obra. Es el responsable de que todo cumpla correctamente y no pase ningún accidente en el transcurso de la obra. Muchas veces este trabajo lo desempeña el propio aparejador, pero eso no quiere decir, que no tengáis que pagar la realización del plan de seguridad, su visado y su supervisión.

Al inicio de este punto, hemos dicho que había que marcar este apartado como importante, ahora os explico por qué. Desde hace varios años, apareció la figura de otro facultativo, el Proyect Manager. Este es el único de todo el equipo que no es obligatorio pero, si no es obligatorio, ¿porqué contratarlo y añadir un gasto? Esta es la pregunta que todos nuestros clientes nos hacen. La respuesta es sencilla: porque es la persona que va a coordinar toda la obra, empezando por los clientes, desde la dirección facultativa, constructora, coordinador de seguridad, compañías suministradoras, tramites con la administración, asesoramiento de interiorismo y lo mas importante llevará el control económico de la obra.

Esto que parece tan fácil, llevar el control económico de la obra, es una de las tareas más complejas, puesto que de ello depende que podáis finalizar vuestra casa, sin sobresaltos.

Normalmente el presupuesto de una obra, tiende a desviarse hasta un 20% del presupuesto inicial y a veces incluso más, ¿sabéis cuantas obras se quedan paradas a mitad, por no poder atender los pagos?

Por esto es tan importante tener un Project Manager, el hecho de tener todos los implicados coordinados, de supervisar que lo que se esta realizando sea lo correcto, que lo que se esta certificando, sea realmente el trabajo que hay hecho y no se esté pagando por adelantado, que estemos pagando justo por lo que nos ofrecieron, que se mida toda las certificaciones y pelee hasta el último céntimo por el bien del cliente y si cabe, aún más importante, será el único interlocutor que tendréis en la obra.

Ahora ya podemos empezar.

Con todos estos puntos claros, ahora podremos tener una orientación de cuanto puede costarnos la construcción de una vivienda. Si bien la horquilla de precios puede ser muy amplia o tan amplia como sea vuestro poder adquisitivo o presupuesto que estéis dispuestos a destinar para realizar vuestra vivienda, os daremos unas cifras medias que pueden serviros de orientación.

Partiremos de la base, que ya tenemos el terreno o parcela, que este tiene una complejidad de construcción media, esto quiere decir que no será llegar y sacar tierra, como si de una playa se tratase, pero tampoco tendremos que destinar muchas horas a picar piedra y su périmetria para construir es aceptable, la p